¡Apúntate a nuestro boletín!

Merck establece una biblioteca mundial de formación para 40.000 personas

Cómo la compañía farmacéutica y química Merck decidió estandarizar y armonizar los procesos de trabajo en base a la creación de un sistema global de plantillas para SAP.

El cliente

Merck es una compañía farmacéutica y química multinacional de unos 40.000 empleados, repartidos en 64 países. El sector de la actividad farmacéutica comprende tanto medicamentos bajo receta como productos para la automedicación. El sector químico ofrece productos especializados para la industria electrónica, del color, cosmética, alimentación, farmacéutica y biotecnológica. La operativa se maneja desde la empresa matriz Merck KGaA, que tiene su sede en Darmstadt. Merck es una de las empresas farmacéutico-químicas más antiguas del mundo - con raíces que se remontan a 1668.

El desafío

La planificación y ejecución de las actividades de formación de cada proyecto se venía desarrollando de forma individual, en base a la experiencia de proyectos anteriores. No existía un almacenamiento estructurado, centralizado y uniforme de materiales de capacitación. Finalmente, el creciente número de proyectos paralelos hacía necesario adaptar la estrategia de formación.

El desafío particular de este proyecto consistía en integrar los documentos de aprendizaje, creados usando tt knowledge force, en la recién creada biblioteca global. Esta biblioteca es el corazón de la nueva estrategia formativa de Merck. Incluye todos los materiales de formación que son necesarios en los despliegues de proyectos para el aprendizaje en el aula, en una calidad y estructura uniformes.

La biblioteca debía ser fácilmente accesible; el objetivo es organizar los documentos en cursos, partes del proceso y roles. Aparte de esto, en una biblioteca global, es importante que la presentación de los materiales locales siga el mismo concepto.

Crucial para el éxito de una formación no es sólo la aplicación, sino también la preparación, el diseño, y el control del aprendizaje.

 

Dr. Matthias Geselle, Director general de gestión global de procesos y datos, Merck KGaA

El proyecto

La principal tarea de tts era apoyar a Merck a la hora de construir la biblioteca de formación global como base para la estandarización de los materiales de formación. Con ello se busca dar un apoyo más eficiente a los proyectos de implementación, a través de la creación y almacenamiento de materiales creados con la tt knowledge force y la capacitación de los usuarios del software.

La implementación

Merck definió la apariencia de la biblioteca: ¿Qué tipo de organización se desea y qué funciones se necesitan? Después de definir las tres funciones más importantes: la gerencia global de formación, los autores de formación a nivel global y la gerencia local de formación, debía resolverse la cuestión de qué herramientas utilizarse para la implementación.

Después de un cuidadoso análisis de la oferta en el sector, Merck se decidió por tt knowledge force. El factor decisivo fue la mejor representación y el fácil acceso a los materiales de formación a través de la Web Publisher. El hecho de que las unidades formativas existentes pudieran integrarse en la biblioteca fue otro argumento importante a favor de esta solución.

Después de implementar y adaptar la herramienta de edición de tt knowledge force a la biblioteca, se hizo una comparación de la infraestructura. Posteriormente se entrenó a los autores de la tt Knowledge Force para que aprendieran a rellenar la biblioteca y, finalmente, se entrenó al usuario final, es decir, a aquella persona que accede a la biblioteca buscando artículos formativos: ¿Dónde puedo encontrar el artículo adecuado para lo que necesito? ¿Qué debo saber en mi función de, por ejemplo, jefe del departamente de atención al cliente? ¿Cómo activar contenidos específicos en función al cargo?

Los beneficios

Con la ayuda de tt knowledge force se consiguió integrar 1.200 documentos ya existentes a la biblioteca. A través de la Web Publisher el acceso a los materiales de formación es más simple y la calidad y estructura de estos es uniforme. Cada empleado puede buscar y encontrar fácilmente los materiales didácticos pertinentes.